¿Crear un negocio de restauración de fotografías es buena idea?

Como establece el dicho “nada es para siempre” y esto es algo que también se aplica a las fotografías. Es posible que tengamos una de esas fotos con gran valor sentimental, pero que el tiempo haya hecho mella en ella y ya no luzca tan bien como antes. También puede ser que hayan aparecido grietas, que algunos detalles se hayan perdido, que se hayan manchado por alguno motivo o que se hayan podido hasta romper.

En todos estos casos podemos poner la fotografía en manos de un servicio especializado en la restauración de fotografías para conseguir un resultado impecable. Te adelantamos que no suelen ser baratos, pero los resultados son indiscutibles.

A sabiendas de esto, algunas personas piensan en montar un negocio de restauración de fotografías; sin embargo… ¿Es tan rentable como nos puede parecer en un principio? A continuación intentamos dar una respuesta a este tema tan controvertido.

Análisis de la viabilidad del negocio

Take a picture wich phone

No nos engañemos, ahora cualquier teléfono móvil puede tomar unas fotografías de alta calidad y hasta son capaces de eliminar algunas imperfecciones con tan solo ajustar un par de opciones.
Por otra parte, también es importante recordar que estamos sobresaturados de fotografía. Antes teníamos que estar esperando algunos días para que nos llegasen las fotos que habíamos mandado a revelar; si había alguna que no nos gustase, ya no podíamos hacer nada más que romperla.

Con esto te queremos decir que ya no solo tenemos una fotografía especial de un momento, tenemos decenas. Nosotros mismos no nos fiamos de que el móvil o cámara de fotos digital haya hecho la foto correcta, por lo que hacemos varias para poder quedarnos con la mejor de todas.

Todo este párrafo es muy interesante para poder determinar la viabilidad del negocio. Tienes que pensar que cada vez son menos las personas las que van a venir a tu estudio a pedirte que repares fotografías, ya que cada vez son menos las que necesitan ser reparadas.

Si sabes moverte y utilizas una buena estrategia de marketing para conseguir clientes, seguramente todavía puedas sacarte algún dinerillo… sin embargo, no tienes que verlo como un negocio de futuro.

¿Adiós a las fotos en papel?

Otro de los factores que influyen en este ámbito es que las fotos ya no se imprimen como antes; cada vez se llevan menos los famosos álbumes físicos habiendo sido sustituidos por los digitales. Si un amigo viene a nuestra casa, no le vamos a sacar un álbum de foto para que pueda ver las instantáneas de nuestras vacaciones… lo que haremos será dejarle el móvil para que pueda ir pasando las fotos a través de la galería virtual.

También tenemos que recordar que la tinta es el líquido más caro del mercado… aunque los costes de impresión se han reducido, todavía no son demasiado económicos (y menos aún si tuviéramos que imprimir todas las fotos que hacemos de forma diaria).

Album digital

En conclusión, no queremos quitarte las ganas de montar tu propio negocio de restauración de fotografías, es cierto que aplicado al ámbito del cine puede ser muy rentable (corrección de defectos en ciertos frames así como aplicación de efectos digitales).

Sin embargo, el hecho de montar un estudio para eso parece que ya ha quedado algo pasado de moda.